lunes, 16 de enero de 2017

Castro Candaz: Resurgiendo de las profundidades

Localidad:
Pedrafita (Chantada)

Provincia:
Lugo

Coordenadas:
N 42º 39' 32''
W 7º 44' 15''

Breve descripción:
Escondidos bajo las reservas de agua de los embalses gallegos se encuentran cantidad de restos arqueológicos, pueblos abandonados, entre otras construcciones, que nos recuerdan que dónde hoy hay agua almacenada antes hubo historia. En época de escasas lluvias emergen tesoros que pocas veces se pueden apreciar en su totalidad. Este es el caso de Castro Candaz, cuyo acceso por tierra se encuentra habitualmente bajo las aguas del embalse de Belesar.
Está situado en un promontorio rodeado de agua por todas partes salvo por el oeste, con tres llanuras como defensa natural. Al gran patio central se accede por una rampa, y tras él se accede al antiguo castillo, con una plataforma circular en la zona superior, rodeada de murallas circulares concéntricas, una de ellas de 2,10 m de alto. Se conservan los cimientos de la torre, si bien varias dependencias de la zona orientar están destruidas. A comienzos del siglo XX se conservaban dos paredes del antiguo castillo, que formaban un ángulo recto con un ancho de 1,88 m y 5 m de largo.
Fue fundado por el cónsul romano Lucio Cambeiro, destinado en Lugo y vinculado familiarmente a los "montañeses de Galicia", que lucharía junto con la tribu de los aunonenses frente a dos legiones romanas comandadas por el emperador Trajano. Tras ser derrotado, Lucio Cambeiro se retira al castro.
Cuentan también que durante la segunda oleada de invasiones normandas, quesobrepasaron el Monte Faro y llegaron a Chantada, donde se levantó una empalizada. Tras arrasar con la villa, los vikingos siguieron avanzando y los nobles se refugiaron en el castro, custodiado en aquel entonces por la familia de los Erice, donde recibieron la ayuda de las tropas del rey Ramiro I de Asturias.

Fecha de la fotografía:
Enero de 2017.